jueves, noviembre 17, 2005

martes, noviembre 08, 2005

Tesis de lo absurdo

La palabra del día es:

Holandés-a adj. y s. Natural de Holanda. Perteneciente a esa nación de Eurpa. Idioma hablado por los holandeses.

y lo usaré para sustituir la palabra:

Enchufar tr. americ. Ajustar la boca de un tubo en la de otro. Obtener una sinecura. Establecer una conexión eléctrica encajando las dos piezas del enchufe.


Luego, entonces:

¡Quiero HOLANDEARME al pendejito de Recursos Humanos! Pero no pela, me ignora y se hace el que la vírgen le habla... cómo si estuviera tan bueno el pútrido cabrón de mierda. Pero ya verá, hay un dios que todo lo ve... y que me ignora profundamente. Insisto, si todos somos hijos de dios, creo que yo fui producto del lechero. Cara-jo.

*Post patrocinado por: Breve diccionario Porrua, 1985, Editorial Porrúa, México.

------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------

Metodología

Para el presente post se utilizó la metodología libromancia al azar, consistente en tomar un libro al azar y seleciconar una palabra; también al azar. Después, según los lineamientos de la APA, se selecicón -también al azar- una segunda palabra, con la cuál se sustituiría a la primera obtenida. A continuación, se procedió a realizar una oración en la cual dicho transplante de palabras pudiera ser evidente.


PD: No más tesis, por favor...


lunes, noviembre 07, 2005

101 cosas que no querías saber sobre Cobayo

Sí, es un ataque de narcisismo extremo pirateado de Los pasos del cangrejo.
Chúteselo si quiere....

1.- Mi línea favorita en una película es: "En la boca no... porque me enamoro"; la dice Eduardo Palomo (vestido de mujer) mietras se cachondea con uno de los Bichires en "Crónica de un desayuno".
2.- Tengo una pulsera en la pantorrilla derecha.
3.- Y me la regaló LaNiñaMurciélago (diseño de ella).
4.- Y desde el jueves pasado una arracada negra en el oído.
5.- En un arranque de inconsciencia, me corté el pelo a la mohicano el pasado sábado.
6.- Me gusta dar clases.
7.- Me encanta dar clases pacheco.
8.- Tengo problemas encontrándo el clítoris a Ome.
9.- En mi casa saben que me gustan los hombres, pero ignoran mi gusto por las mujeres.
10.- Me enamoré perdidamente (estúpidamente) del productor de un corto que dirigí; pero superé ese estado de imbecilidad rápidamente.
11.- Me dan miedo los Starbucks.
12.- Me dan más miedo los fans del Starbucks.
13.- No estoy seguro de saber escribir bien: Starbucks.
14.- Tengo 550 puntos en el TOEFL, pero no puedo escribir ni leer en inglés.
15.- En mi nuca hay un lunar.
16.- Mi hermano tiene uno idéntico...
17.- ... y eso me da escalofríos.
18.- Es prácticamente imposible empedarme con tequila.
19.- Con dos vasitos generos de Bacardí me caigo al suelo.
20.- No me da cruda.
21.- Duermo con dos almohadas; una grande y una chica.
22.- Lloré con Amelie.
23.- Con Dumbo aún me entra sentimiento chillón (esa escena de la mamá elefanta cargando con su trompa al rechoncho paquidermo a través de una jaula debería ser censurada).
24.- Me gusta el director de "Matando Cabos".
25.- No tengo copia de mi primer libro publicado (puede usted puede comprarla AQUÍ)
26.- El primer libro que leí fue "La Metamorfosis", de Kafka.
27.- Tenía 18 años (qué vergüenza).
28.- Tengo un tío escritor y un tío cantante de ópera; ninguno me es cercano.
29.- La primera vez que realmente se me rompió el corazón, fue cuando Filipo nos mandó a la chingada a Jade y a mí, rompiendo el primer trío amoroso de toda mi vida.
30.- Me gusta el novio de Jade.
31.- Me gusta Jade.
32.- ¡Demando un trío con ambos!
33.- Me han sacado fotos teniendo sexo.
34.- Gracias a dios las borraron de ese méndigo celular.
35.- Mi peor experiencia con las drogas terminó en principios de brote psicótico.
36.- Ha sido lo mejor que me ha pasado; o al menos lo que más cambios ha provocado en mí.
37.- Estoy perdidamente enamorado del opio.
28.- La primera vez que fumé hash juraba y perjuraba que me podía comunicar con los patos del lago de la Ibero.
29.- Soy más fácil que el A-B-C.
30.- Salvo contadas excepciones, siempre termino acostándome/fajándome con quien no me gusta.
31.- Nunca he podido ligar.
32.- Si no veo a Santa los viernes por la tarde, estaré malhumorado todo el fin de semana.
33.- Mi día favorito de la semana son los jueves; siempre ha sido así. Ahora me encantan porque es el día en que veo al Lobo y a LaNiñaMurciélago en el marco urbano del centro de Puebla.
34.- Las barbas son mi fetiche.
35.- He sido sujeto de análisis de tres tesis de psicología (desórdenes de la personlidad).
36.- Descubrí que me atraían los hombres cuando tuve una erección mientras escuchaba una de las historias del Tuzo sobre sus encuentros sórdidos con un motociclista.
37.- Mi "primera vez" fue con un fan de Guanajuato, después de que presenté mi libro en la Ibero.
38.- ... y no fue una experiencia muy agradable.
39.- Disfruté mucho disfrazándome del hijo del Santo; lo haré más seguido.
40.- Adoro las camisas hawaianas y la música surf.
41.- Cinco alebrijes cuidan mis sueños.
42.- Me gusta coleccionar calaveritas de dulce y de papel maché.
43.- Tengo unas botas de luchador que uso como tenis.
44.- Remy me proporcionó mi primer y más profunda educación sentimental.
45.- En mi infancia, pasé más tiempo con el televisor que con mi madre.
46.- Tengo dos o tres medio hermanos; no los conozco.
47.- Dicen que mi padre se metió en líos por traficar drogas; no lo sé de cierto.
48.- Mañana tengo que dar clase... y no la he preparado (son las 12:00 am).
49.- ... y no la voy a preparar.
50.- Me gusta un empleado de recursos humanos; Felix: barba, bigote, velludo delgadito y enjuto... manipulable.
51.- Tengo internet desde 1998.
52.- Nunca he puesto un pie en Europa.
53.- Mi primer viaje en avión fue a los 3 meses de edad.
54.- Me sigue sorprendiendo que el lider de Titán sea el mismo de Moderatto.
55.- María Daniela y su sonido lasser me pueden hacer bailar por horas.
56.- Tomo Flores de Bach.
57.- He fumado muchas marcas de cigarro, pero mis favoritos, hasta ahora, son los "Payaso".
58.- El viaje más frikeante, con drogas, fue con la Vaka; teníamos que cruzar una calle muy transitada y todo lo veíamos extremadamente lento.
59.- Era adicto a Reino Aventura; con Six Flags mantengo mis reservas.
60.- Mi pintora favorita es Remedio Varo.
61.- Según mi abuelo, los Ruvalcaba en algún momento de la historia fueron duques en España.
62.- Me gusta trabajar en ONG's, pero los oenegeros me dan repele.
63.- Los de la maestría en Letras Iberoamericana no me caen del todo bien.
64.- Según la enciclopedia británica en CD, nací el mismo día que Julio Cesar fue asesinado; sólo que muchos siglos después.
65.- El color de mis ojos es un defecto genético.
66.- Creo firmemente que el "Teatro sólo apto para locos" está en Cholula; que Hesse me desmienta.
67.- Los martes por la mañana voy, religiosamente, a tomarme un café a las Duyas, del zócalo de Cholula, para poder corregir alteros de tareas odiosas.
68.- Tiendo a confundir los manteles con chales.
69.- Alguna vez quise (y empecé) a estudiar teatro.
70.- ... y también veterinaria.
71.- Tengo cinco años sin ver a mi padre (ruego por otros cinco al menos).
72.- Garfield me proporcionó herramientas útiles para la vida.
73.- Estudié en colegios maristas 12 años de mi estulticia vida.
74.- Mi asesor de tesis acutal, por un pelo de rana, casi fue mi profesor de sexto de primaria.
75.- El subcomandante Marcos se me hace cachondo.
76.- Odio a Brad, Brat, o como diablos se escriba, Pit, o Pitt...
76.- ... tengo problemas con eso del inglés... muchos.
77.- Ya quiero dormirme...
78.- Fumo alrededor de cinco cigarrillos por noche; desde que me siento frente al monitor hasta que me levanto.
79.- Me gusta el pulque cholulteco; más si lo bebo en la cima de una pirámide junto a la Vaka.
80.- Mi primer beso me lo dio el ex-novio de la Vaka.
81.- El lugar más al sur que he visitado ha sido Cancún.
82.- ... y al norte, Florida.
83.- Realmente no me gustaría volver a USA.
84.- Tengo problemas para relacionarme con gente de mi edad.
85.- Mis celos se comparan a los de Otelo, pero los manejo bastante bien.
86.- El libro que más me ha hecho reír, ha sido: "Diablo Guardián".
87.- Se escucha pretensioso, pero lloro con "Hamlet".
88.- Mi amor platónico por excelencia es Rocco, el barman de "Los Extraditables", de Marcela Rodriguez Loreto...
89.- ... y Mateo, un personaje de una novela que aún no termino de escribir.
90.- Empecé a escribir, formalmente, a los 18; publiqué mi primer libro a los 19.
100.- No suelo peinarme.
101.- Me estresa despeinarme (más de lo planeado).

domingo, noviembre 06, 2005

Fiestas marca Ibero

Fiesta en fraccionamiento pseudo-popis al sur de la ciudad. No tienes nada mejor qué hacer. Es sábado por la noche; y la neurosis sabe donde encontrarte si no te mueves pronto. Sopesas los pros y los contras. Ganan los pros por un cínico: alcohol gratis. Te pones el suéter y metes las patas en los converse. Tu ropa tiene demasiados hoyos; se te cuela el aire hasta el fondo del culo. Pero te vale madres, lo que necesitas es salir a cualquier lado para poder conciliar el sueño. Empiezas a caminar por la calle, a oscuras, con la luz de tres pinches farolas cada cincuenta metros. Apresuras el paso cuando sientes que te siguen. Simulas agacharte para ahuyentar una jauria de perros semi-salvajes. Y por fin, después de 10 oscuros segundos, alcanzas la avenida.
Caminas hasta la parada más próxima; te queda bastante lejana. Y esperas. La eternidad y un día. Alzas el brazo y el camión se detiene. El pasaje son un pareja secreterail hastiada y tú. El chofer viene achondeándose con una vieja de top y lonja descomunal de fuera. Asqueroso. Te sientas al final del autobús, pegado a la ventanilla. La parejita secretarial también empieza a cachorrearse. Hubieras traído tu discman. El paisaje pasa frente a tí dedodificado en líneas de colores. Pasas de los amplios lotes baldíos a las inmensas mansiones de provincia; nada del otro mundo.
Tocas el timbre casi al llegar al Oxxo. El chofer no baja la velocidad. Y pasa de largo la parada. Vuelves a tocar el timbre, histéricamente. El camión frena de golpe y abre la puerta. Arranca mientras intentas poner un pie en el suelo. Pero no caes. Sólo sientes el flamazo de la adrenalina que sube desde tus pies hasta tu cabeza. Resorteaste con las piernas y salvaste a tu dentadura de un encuentro contra el pavimento. Quieres gritarle algo, mentarle la madre, de menos chiflarle; pero te falta el aire y para cuando lo recuperas el armatoste ya se ha ido.
Cruzas la calle y te internas en el fraccionamiento. Casas burguesas, de tinte clasemediero; fachadas conservadoras en tonos pasteles. Adornitos de mercado de artesanías chafa. Pastos bien recortados y letreros con la consabida leyenda: "¡Cuidado, niños jugando"! De vez en cuando pasa un coche a toda velocidad y con la música a volumen alto; punchis, punchis, punchis. Caminas, caminas, caminas y sigues caminando. Das vuelta en una esquina sólo para perderte un poco más. Buscas letreros, números, direcciones, cualquier cosas; pero sólo ves fachadas con pastos bien recortados. Te estás desesperando.
De alguna forma llegas a la casa que estabas buscando. Un taquero de "Punto y coma" está en la puerta, montando un gran tozo de carne al pastor. Entras. Saludas a las caras conocidas de siempre. Beso en la mejilla para las damás; apretón y medio abrazo para los caballeros. La oreja te arde. Seguramente, durante un falso abrazo, alguien rozó la pieza del lóbulo. Y de duele. Giras un poco el arete; pone resistencia. Pero termina soltándose y girando. Limpias la costra disimuladamente y te diriges a la mesa donde están puestas las botellas. Hay Jimador y Smirnof; Cocacola y Fresca. Tomas un vaso de plástico rojo y te sirves Jimador generosamente; sabes que no vas a aguantar la fiesta si no estás medianamente borracho. Llenas lo que queda del vaso con Fresca y te sientas a platicar con una cara conocida...

Ella: Shalalalá, shalalá, shalalá, ¿Hay tarea para el lunes?
Yo: No sé.
Ella: Shalalalá, shalalá, shalalá, quiero ponerme peda.
Yo: Bueno.
Ella: Shalalalá, shalalá, shalalá, creo que ya estoy peda.
Yo: Je.
Ella: Shalalalá, shalalá, shalalá, me da miedo salir con él, es que ya tengo novio.
Yo: Pues engáñalo.
Ella:
¡Shalalalá, shalalá, shalalá, o sea, no, no, no, no!
Yo: Este... voy por más, ahorita regreso.

Te escapas cortesmente. Das unos pasos a la mesa y platicas con otra chica Ibero. Te ríes y ella empieza a bailar. Te niegas y corres a sentarte. Ella va hacia tí y te levanta. Se escucha por todo el garage "¡Dame más gatzoliiina!". Emulas el baile y apresuras tu segundo vaso generoso de Jimador. "A ella le gusta la gatzoliiina". Te separas so pretexto de ir a servirte un tercer vaso; realmente necesitas estar ebrio para seguir bailando. "De reversa mami, de reveeersa".
Te haces wey por un rato. Miras alrededor. En un círculo amplio la gente modosita clasemediera de la Ibero. En uno pequeño y más disperso los wanna be sofisticados de la UDLA. En otro los de la BUAP, de pantaloncito de vestir y camisa.
Se te acerca el algo así como novio de la cumpleañera. Es un tipo alto, moreno y flaco. Sus lentes son de pasta negra, rectangulares; como los tuyos. Sabes de antemano que se las da de intelectual. Buscas alguna forma de sacarle la vuelta. Pero estás acorralado. Si vas a la izquierda, regresas a la plática de: "quiero engañar a mi novio pero no puedo, o sea, no, no, no, no". Si te mueves a la derecha, te van a hacer bailar reguetón. Tomas aire y le das la mano...

Él [con voz impostada]: (...) Mmm... sí, cuando la gente piensa en la Metomorfosis siempre toma como referencia inmediata a Kafka, siendo que la de Ovidio es primera y más fructífera, [risa, también empostada], si la gente leyera a Ovidio alcanzaría un nivel superior de conciencia y encontraría que ahí se encuentran resuletos los grandes misterios de la vida [risa], sí, Ovidio, ¿Cómo olvidar a los grandes?... si supieran la causa final de las cosas, en términos aristotélicos, no se preguntarían por los motivos del sexo, ni de las características imanentes al placer, [risas], ya sabes a lo que me refiero. Bla, bla, bla, blof, blof, blof. ¡Claro! Es que la teoría es lo más sencillo de la psicología, la práctica... en la práctica se encuentra el revés, la fuerza, lo difícil... la práctica psicológica es la apoteosis del ser humano. Bla, bla, bla, blof, blof, blof.

Bajo cualquier pretexto te alejas del tipo. Ni siquiera recuerdas si fue uno bueno. Sólo le dices algo y caminas. Te despides a la distancia y vuelves a salir a las calles obtusas de un fraccionamiento al sur de la ciudad. Sientes en tu cuerpo el alcohol. Sientes el frío de la noche... y caminas, de regreso, tal vez con un poco más de claridad respecto al sentido de las calles, a la ubicación de la avenida que buscas. Después de dar varias vueltas escapas del burgo de casitas en tonos pasteles y arquitectura ñoña. Está de nuevo frente al Oxxo, en la avenida que buscas. Levantas la mano y paras un taxi.
En el camino a casa sonríes. El aire frío te golpea la cara y enfría el calor de la hinchazón del oído. Los ojos se te cierran y la distancia entre tu cuerpo y la cama cada vez es más corta. Hoy podrás conciliar el sueño.

miércoles, noviembre 02, 2005

Amiguitos imaginarios

Si he de tener amigos imaginarios, pido encarecidamente y de rodillas que sean como este:


Su nombre es Nico, tiene aproximádamente 20 años y lo conocí cuando estudiaba teatro (todos tenemos un pasado oscuro) en el "Espacio 1900" (Algunos tenemos uno muuuy oscuro). Recuerdo que sus más grandes ambionces eran:

a) Ser actor de teatro profesional.
b) Ser cantante de ópera profesional.
c) Salir en alguna telenovela de TV Azteca.
(No necesariamente las priorizaba en eso orden)

Las cuales se han visto destruidas por su:

a) Pésima actuación.
b) Horripilante voz de monosonsonete.
c) Su desastrozo rostro.

Aunado eso a los rumores de que se la jalaba en los baños del "1900"...
Ahora se dedica a ser músico callejero profesional y a aturdiar a los paseantes y cotidianos del centro con su horrible voz y su cara de demonio APAC.

lunes, octubre 31, 2005

Cita con el hastío

El cerebro medio seco y las obligaciones guardadas en un cajón. Síndrome de finales de semestre aunado a la hueva pre-titulación. Mucha mota en los alrededores. También el acohol florece. Supongo que son las frutas de la estación. Empieza a hacer frío; ya saqué los suéteres tipo Cesar Costa y las chamarras proletarias de todos los años. Debería ponerme a trabajar en la tesis... Ajá, sí, cómo no.
Me preparo para salir de casa. Ya casi es medio día. No me acostumbro al horario que no es de verano. Y tengo hueva de existir. Me tomo mis Flores de Bach. Y me me me pongo mis jeans (reminicencia del tipo Cabaré-tito). Se me antoja botar la carrera. Peligrosa ideación. Pongo un poco de música. Nada pasa. Reviso debajo de la cama. Sólo hay polvo. No encuentro mi tenis derechos. ¿Me lo habré comido? Fumo otro cigarro. Carajo, ya son demasiados. Escribo un mail sin sentido a un perfecto desconocido. Respuestas poco interesantes. Busco en la ropa sucia algo que ponerme. Todo apesta a mota, alcohol y cigarro. ¿Me bañaré hoy? No lo creo. Bueno, tal vez sí. No tengo nada mejor que hacer.